Un dulce atardecer!!!.

En esta ocasión os mostramos a Paola, la hija de unos muy buenos amigos de Campillos. La idea inicial de la sesión era un reportaje de comunión, pero tanto por nuestra parte como por la de ellos y las ganas e ilusión por hacer algo que se diferencie de lo convencional, nos transportó a los acantilados de Maro; donde os podemos asegurar que la belleza de Paola eclipso este dulce atardecer. Sin más… Paola.

Besos y abrazos.

Fotógrafo de bodas Málaga

Pin It on Pinterest